Servicios

Tendencias

Nosotros

Soporte

Transformación digital en bancos: ¿Cómo están adaptándose al cambio?

Por: Rafael Ruiz C

La transformación digital se ha convertido en una necesidad crucial para la supervivencia del sector bancario, especialmente tras la aparición de la pandemia del COVID-19. El cambio acelerado hacia la digitalización ha planteado nuevos retos y tendencias que han afectado al sector de múltiples maneras. Los neobancos, las FinTech y las BigTech han surgido como nuevos actores, y el desarrollo de los activos digitales y el sandbox regulatorio han afectado aún más al sector. Sin embargo, este cambio también ha puesto de manifiesto la existencia de una brecha digital o brecha digital, que los bancos deben abordar para adaptarse a los cambiantes hábitos y valores de los clientes. Este artículo analiza cómo se están adaptando los bancos a estos cambios y el impacto de la transformación digital en las operaciones y servicios del sector.

Impacto de la COVID-19

La pandemia de la COVID-19 ha acelerado el proceso de transformación del sector bancario. La aparición de nuevos actores como los Neobanks, las FinTech y las BigTech ha provocado un cambio sustancial en la forma de comportarse. Debido a la pandemia, los clientes se han visto obligados a pasar a los canales digitales, lo que ha provocado que más del 50% de los productos bancarios se contraten electrónicamente. Esto ha hecho imprescindible que los bancos realicen la transición a un entorno digital si quieren seguir operando. El sandbox regulatorio ha permitido a los bancos probar nuevas tecnologías, lo que ha llevado al desarrollo de API para ajustar los servicios a la esfera digital. La pandemia ha demostrado la importancia de la transformación, y los bancos que no se adapten corren el riesgo de quedar rezagados frente a sus competidores.

La pandemia también ha afectado a la tecnología, la cultura y los valores del sector bancario. Los bancos han tenido que adoptar el trabajo a distancia y las herramientas digitales para garantizar la continuidad del negocio y preservar las conexiones con los clientes. Además, la pandemia ha provocado un aumento de las inversiones en ciberseguridad para defenderse de las estafas online y las violaciones de datos. La necesidad de transformación también ha generado un cambio en la cultura de la empresa, con un énfasis en la inventiva, la flexibilidad y la orientación al cliente. Los directivos del sector de los servicios financieros reconocen la necesidad de tomarse en serio la transformación para satisfacer las necesidades de los clientes y seguir siendo competitivos en un entorno en continua evolución. En conclusión, el brote de COVID-19 ha acelerado el proceso de transformación digital en el sector bancario, y los bancos que abracen este cambio estarán mejor situados para triunfar en el futuro.

La transformación digital es crucial

El sector bancario ha experimentado un cambio drástico en la actual era digital debido a la aparición de Neobanks, FinTech y BigTech. Además, la pandemia ha acelerado esta transición, haciendo que más de la mitad de los servicios y productos financieros se contraten en línea. Para seguir siendo competitivos y atender las necesidades de sus clientes, es esencial que el sector bancario acepte la transformación digital.

A medida que la tecnología sigue avanzando, se ha convertido en un factor importante en la redefinición del sector bancario, empujándolo a satisfacer las demandas de los clientes de servicios más personalizados, seguros y convenientes. En consecuencia, los bancos deben aceptar la transformación digital para seguir siendo relevantes en el sector bancario.

El desarrollo de API es un componente clave de la transformación digital, que permite a los bancos ajustar sus servicios al mundo digital. Esta tecnología permite la integración de diferentes sistemas y servicios financieros, proporcionando a los clientes una experiencia fluida a la vez que se optimiza la eficiencia de los bancos y se reducen los costes. Por tanto, es vital que el sector bancario adopte la transformación digital y el desarrollo de API para seguir siendo competitivo y satisfacer las necesidades de los clientes.

Innovación tecnológica

La innovación tecnológica está revolucionando el sector de los servicios financieros y la forma en que se ofrecen servicios a los clientes. Con el auge de la banca móvil, los bancos están invirtiendo masivamente en tecnologías de vanguardia para satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes. Desde aplicaciones para realizar operaciones bancarias sobre la marcha hasta chatbots impulsados por IA, la tecnología está impulsando la revolución digital de la banca. Ahora los clientes pueden disfrutar de una experiencia más personalizada y eficiente con la ayuda de la tecnología. Por ejemplo, los chatbots que utilizan IA han revolucionado el servicio al cliente en la banca digital, con asistencia y apoyo las 24 horas del día.

El desarrollo de API es otra área en la que la tecnología está dejando huella en la banca digital. Los bancos están utilizando API para conectar con proveedores externos y ofrecer a los clientes una gama más amplia de servicios. Esto permite a los bancos ofrecer a los clientes una experiencia más coherente en múltiples plataformas y dispositivos. Por ejemplo, ahora los clientes pueden utilizar su información bancaria para comprar productos y servicios en sitios de comercio electrónico a través de la pasarela de pago API. La tecnología también está ayudando a los bancos a racionalizar sus operaciones y reducir gastos. Automatizando determinados procedimientos y tareas, los bancos pueden ofrecer a los clientes servicios más rápidos y eficaces. En conclusión, la tecnología está desempeñando un papel fundamental en la transformación digital de la banca y seguirá haciéndolo en el futuro.

Desarrollo de API

A medida que las instituciones financieras se esfuerzan por seguir siendo competitivas, el desarrollo de interfaces de programación de aplicaciones (API) se ha vuelto cada vez más esencial. Las API proporcionan a los clientes los servicios que necesitan de la forma que desean, al tiempo que crean un entorno más flexible, rápido y seguro. Además, las API pueden utilizarse para crear experiencias personalizadas, así como para desarrollar nuevos modelos de negocio y asociaciones con otras empresas. Utilizando las API, los bancos pueden compartir datos y servicios de forma segura y controlada.

Para mantenerse al día en la era digital, los bancos están invirtiendo mucho en el desarrollo de API. Esto les permite integrar sus servicios con aplicaciones de terceros, como aplicaciones de banca móvil y aplicaciones web. Al hacerlo, los bancos pueden proporcionar a sus clientes una experiencia de usuario más personalizada y ofrecerles nuevos servicios. Como resultado, las API se están convirtiendo en una parte integral del sector bancario y son clave para desarrollar modelos de negocio exitosos y rentables.

Influencias de la Transformación Digital

La incorporación de las nuevas tecnologías está teniendo un efecto innegable en la cultura y los valores de las entidades bancarias. Este cambio requiere un cambio de mentalidad, que incluye el fomento de la innovación, la colaboración y la capacitación de los empleados para tomar decisiones. Los clientes también han hecho evolucionar sus expectativas, y ahora esperan experiencias más personalizadas y fluidas, y una gama de servicios más amplia que los productos bancarios tradicionales. Los bancos están invirtiendo en tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el análisis de datos para satisfacer estas necesidades y seguir siendo competitivos.

Además, la transformación digital también ha alterado la forma de operar de los bancos. Mediante la integración de API, los bancos pueden ahora enlazar con otros sistemas y servicios para crear nuevos modelos de negocio y fuentes de ingresos. Esto exige que las entidades bancarias se replanteen su enfoque tradicional y adopten nuevas asociaciones y colaboraciones. Por último, la aparición de nuevos actores digitales ha repercutido en el entorno normativo, exigiendo a los reguladores que adapten su enfoque para fomentar la innovación y garantizar la protección del consumidor y la estabilidad financiera.

Los servicios financieros reconocen la necesidad de transformación

El sector de los servicios financieros es cada vez más consciente de que modernizar sus operaciones ya no es opcional, sino esencial. En los últimos años, la entrada de Neobanks, FinTechs y BigTechs, así como la gravitación de los clientes hacia los activos digitales y el cambio de hábitos, han impulsado la necesidad de transformación. Los líderes del mundo bancario comprenden que, para seguir siendo competitivos y satisfacer a los clientes, deben adaptarse a este nuevo mundo digital. La pandemia de coronavirus no hizo más que echar leña al fuego, ya que aproximadamente la mitad de todos los productos bancarios se contrataron en línea durante este periodo. Los que no den prioridad a la digitalización probablemente se quedarán atrás, a medida que sus competidores adopten la innovación y se vuelvan más ágiles.

Por ello, los ejecutivos de este sector se están centrando mucho en crear una cultura orientada al cliente, en la que el cliente esté en el centro de cada decisión. Ofrecer una experiencia fluida e individualizada es primordial y la tecnología es la clave para conseguirlo. Además, las empresas están invirtiendo en personal y tecnología para construir organizaciones que sean lo suficientemente resistentes y flexibles como para adaptarse rápidamente a las tendencias del mercado. Además, las API son cada vez más importantes para llevar los servicios bancarios al ámbito digital. Esta tecnología permite la interoperabilidad de sistemas y aplicaciones, lo que permite a las instituciones financieras idear servicios nuevos e interesantes, proporcionándoles una posición ventajosa en su sector. En definitiva, el sector de los servicios financieros debe reconocer la necesidad de modernizarse para satisfacer las necesidades de sus clientes y la expericencia de cliente.

Conclusión

En conclusión, la transformación digital en el sector bancario ya no es una opción, sino una necesidad. La pandemia del COVID-19 ha acelerado la necesidad de que los bancos se adapten a los cambiantes hábitos de los clientes y a las tecnologías emergentes, como los Neobanks, las FinTech y las BigTech. El desarrollo de activos digitales y sandboxes regulatorios también ha creado nuevos retos y oportunidades para los bancos. La clave para sobrevivir en el sector digital es adoptar la innovación tecnológica, el desarrollo de API y una cultura empresarial que valore la transformación digital. El sector de los servicios financieros reconoce la necesidad de tomarse en serio la transformación y adaptarse al cambiante panorama. El futuro de la banca está en manos de quienes estén dispuestos a adaptarse y evolucionar con los tiempos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Rafael Ruiz C

Rafael Ruiz C

Mi trayectoria en HyperApp, una empresa líder en hiperautomatización, me ha permitido impulsar la innovación y transformación digital en diversos sectores. Además, mi participación como miembro de juntas directivas en Colombia, Estados Unidos, República Dominicana, Ecuador y Bolivia me ha brindado una visión global y estratégica en la toma de decisiones empresariales.

Tendencias

Síguenos en

© Copyright 2024 Hyperapp. Todos los derechos reservados

Síguenos en

© Copyright 2024 Hyperapp. Todos los derechos reservados